Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Aventuras’ Category

“… alcanzamos finalmente la cresta sobre el principal anfiteatro de Öskuvatn, un profundo lago en un cráter en forma de pera, de tres kilómetros de diámetro. Algunas planchas de hielo flotaban a la deriva en el agua; pero, por lo demás, su superficie era imperturbable.
Nos quedamos allí plantados sin decir una palabra. ¿Qué palabras harían justicia a semejante belleza inanimada, inhumana, insondable? A la otra orilla del lago brillaba una solitaria mole de cuarzo blanca como la mujer de Lot. Las nubes se alzaban luminosas como dorados dirigibles hinchados. Inspiré el oxígeno más puro que había probado en mi vida, inspiré más y más y, lentamente, un sentimiento de antigua calma traspasó las defensas de mi organismo. Más oxígeno; más nubes; más lago hermético. Estaba fundiéndome con el mundo; no, no me estaban haciendo Uno con el mundo; era físicamente imposible. Pero me estaba haciendo Dos con él, y cada uno de los dos estaba en excelentes condiciones con el otro mientras observábamos nuestras repentinas identidades.”

Mis compañeros de Pinsapaso regresan hoy de Sierra Nevada. ¡Va por ellos!

Read Full Post »

eltesorodesierramadreYo lo he descubierto hace unos días leyendo un artículo y su figura me ha fascinado. Resulta que es ni más ni menos que el autor de “El tesoro de Sierra Madre”, es decir, un escritor. Sin embargo Traven fue mucho más que eso, además de muchas y variadas profesiones fue un aventurero rodeado de misterio que trató por todos los medios de mantener su vida y andanzas en secreto. Escondido de su público.

Según algunas investigaciones fue un líder intelectual de la República de Consejos Bávara de Obreros, Soldados y Campesonos de Münich, creada poco después de la I Guerra Mundial. Condenado a muerte, huyó de Alemania. Después de muchas andanzas murió en México y su última voluntas fue que sus cenizas fueran esparcidas por la selva de Chiapas:

“En cuanto sienta que se aproxima mi fin, me refugiaré como una bestia en la maleza más tupida, donde nadie pueda seguirme. Ahí esperaré la sabiduría infinita con gran devoción y reverencia y volveré, en paz y con tranquilidad, a la gran unidad de la que surgí al nacer. Daré las gracias a los dioses si tienen a bien saciar con mi cadáver el hambre de zopilotes famélicos y perros abandonados, para que no quede ni un huesito blanco”

Read Full Post »

Dice Jacinto Antón en El País de este domingo que un “novelista español de éxito confiesa haber visto el primer film de la serie ¡27 veces seguidas!”. Si bien es cierto que yo seguidas no han sido tantas, puedo decir con seguridad que esa película la he visto desde su estreno al menos una vez al año.  Si la estrenaron en 1981 y las cuentas no me fallan, yo la he visto unas 27 también.

Pues bien, Indi llega otra vez, con la calavera de cristal, el día 22 de mayo. ¡Uno de mis héroes! El del látigo y el sombrero, al que nadie parece inmune. Valiente, inteligente, atractivo, romántico, vulnerable, divertido, …. simplemente perfecto. Más de uno debería aprender de él. Eres una apuesta segura. Te espero

Read Full Post »

essex4.jpg

essex3.jpg

 

Fue una trágica historia de supervivencia. El buque, un velero de tres palos y 30 metros, al mando del capitán Pollard partió de Nantucket el 12 de agosto de 1819. Era su primer viaje como capitán de una barco, cuyos 14 marineros eran también novatos. Sólo cuatro días después de zarpar una tormenta dañó seriamente el barco y el capitán hubiera regresado si dos de sus oficiales, Chase y Joy, no le hubieran convencido de seguir hasta la Azores para reparar allí el barco. 

De las Azores pusieron rumbo al Pacífico y a 1.500 millas de las Galápagos una ballena del mismo tamaño del barco lo embistió y lo destrozó. Los náufragos cargaron tres botes con provisiones y se pusieron en manos de la fortuna. Pollard ordenó poner rumbo hacia las Islas Marquesas, a unas 1.200 millas dirección oeste, pero sus oficiales otra vez le convencieron, argumentando que había antivos antropófagos, de cambiar hacia el sur para buscar vientos que les llevaran a la costa suramericana.

El 20 de diciembre llegaron a la isla Henderson donde apenas pudieron sobrevivir unas semanas. Decidieron partir, salvo tras marineros que se quedaron,  pero una tormenta terminó separando los botes. Tardaron tres meses en llegar a su destino pero en la larga travesía se agotaron las provisiones y empezaron a morir de hambre los primeros marineros y a ser comidos por sus compañeros. La carne los alimentó bien y cesaron las muertes. Entonces fue necesario matar y lo echaron a suerte.

Dos de los botes, el de polard y el de Chase, fueron rescatados  a finales de febrero, tras recorrer 5.000 millas. El otro se perdió. Los tres náufragos de la isla Henderson fueron hallados con vida.

Pollard volvió a embarcarse y volvió a naufragar. Nadie más quiso contratarle y trabajó el resto de su vida como vigilante nocturno de un almacén. Dicen que fue feliz. El oficial Chase se convirtió en un exitoso capitán pero acabó enloqueciendo, encerrado en su casa y acumulando alimentos en un desván.

El canibalismo del Essex , con sus siete cadáveres comidos, fascinó y horrorizó a la sociedad de la época. Herman Melvilla escuchó como tripulante del ballenero Acushnet el relato del Essex y la ballena asesina. En 1851 escribió Moby Dick.

El grumete Nickerson escribió un detallado relato de la aventura pero el texto se perdió durante un siglo. Un historiador de Nantucket lo recuperó en 1980. Gracias e este y otros testimonios Nathaniel philbrick publicó hace ocho años un relato de aquella terrible aventura In the Herat of the sea, the tragedy of the whaleship Essex.

 

Read Full Post »