Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Sobre libros’ Category

Ayer por la noche volví a ver con mi hermana 84 Charing Cross Road con un  maravilloso Anthony Hopkins recitando este poema de Yeats y volvió a emocionarme:

“Si tuvieran los mantos bordados del cielo,
tejidos del oro y la plata de la luz.
Los mantos azules, oscuros y negros del cielo
De la noche, de la luz y la media luz
desplegaría los mantos bajo tus pies
pero siendo pobre no tengo más que mis sueños,
he desplegado mis sueños bajo tus pies
pisa suavemente… porque pisas mis sueños.”

Anuncios

Read Full Post »

“Todo se desmorona,
el centro se doblega
arrecia sobre el mundo la anarquía”

Lo he tomado de Logicomix una novela gráfica, como dicen ahora, maravillosa de A. Doxiadis y Ch. H. Papadimitriou

Read Full Post »

Después de una noche complicada, he salido temprano de casa esta mañana en busca de un café estimulante. Mientras miraba el periódico sin prisas  y controlaba tras el cristal la apertura de un tienda próxima, mira por donde, me llamó la atención un artículo sobre el libro “La economía azul” de Gunter Pauli. El tema me interesó y cuando llegue a casa lo busqué en Internet. En este vídeo que incluyo se resumen muy bien lo que plantea:

Cómo habéis visto, y dejando a un lado ingenuidades, lo que se propone está basado en hallazgos y experimentos recientes pero su novedosa propuesta es una simbiosis o una emulación de los procesos naturales, de los ecosistemas de la tierra, buscando la eficiencia. Quizá si, los empresarios a los que llama para poner en marcha sus proyectos, le hacen caso, no tengamos que buscar las soluciones cuando ya sea demasiado tarde.

Yo por ahora, voy a recomendar a mi biblioteca que compre este libro.

Read Full Post »

“Si hoy me preguntaran en qué se reconoce el amor, si tuviera que establecer un diagnóstico de lo que es el amor, diría: “En primer lugar, la necesidad de la presencia”. Y digo bien: necesidad, tan absoluta, tan vital como una necesidad física. “Después, la sed de comunicarse.” La sed de comunicarse consigo mismo y con el otro, porque uno se encuentra tan maravillado, tiene tal seguridad de estar viviendo un milagro, tanto miedo de perder algo que jamás había esperado, que la suerte no le debía y quizá le dio por distracción, que a todas horas se experimenta la necesidad de tranquilizarse y, para tranquilizarse, de comprender.” (Carta a mi juez de Georges Simenon)

Read Full Post »

Hablaban este fin de semana, en las páginas salmón de un periódico, sobre un libro recien publicado que me llamó la atención por su título: Tu mundo en una servilleta de Dan Roam.
Efectivamente trataba sobre lo que me había imaginado: esas pequeñas anotaciones que todos hacemos en una servilleta para explicar algo a alguien.

Esta imagen muy habitual le sirvía al autor para hablar sobre una técnica para resolver problemas, que yo utilizo frecuentemente en mi trabajo de biblioteca y creo muy eficaz.

Y consiste ésta en resumir en un dibujo la situación a la que tenemos que hacer frente. A esto le llama pensamiento visual, es decir, ver con los ojos y ver con la mente. De esta forma podemos descubrir ideas que de otro modo quedarían invisibles, desarrollarlas rápida e intuitivamente y luego compartirlas. En definitiva se trata de conectar los dos hemisferios del cerebro: el izquierdo (intelectual) y el derecho (creativo).

Yo lo recomiendo: es fácil, divertido y suele dar resultados.

Os enseño uno que hicimos un grupo de trabajo en la Biblioteca sobre temas de comunicación:

Read Full Post »

Al paso que va la tecnología quizá, algún día no muy lejano, tendremos que enseñar a nuestros nietos cómo se usaban los libros.

Read Full Post »

Perdón

¡Soy ya tan viejo

y se ha muerto tanta gente a la que yo he ofendido
y ya no puedo encontrarla para pedirla perdón!

Ya no puedo hacer otra cosa
que arrodillarme ante el primer mendigo
y besarle la mano.

Ya no he sido bueno…
quisiera haber sido mejor.

Estoy hecho de un barro
Que no está bien cocido todavía.

¡Tenía que pedir perdón a tanta gente!
Pero todos se han muerto.

¿A quién le pido perdón ya?…
¿A ese mendigo?
¿No hay nadie más en España,
en el mundo,
a quien yo deba pedirle perdón?…

Voy perdiendo la memoria
y olvidando todas las palabras…

Ya no recuerdo bien…
Voy olvidando, olvidando, olvidando.

Las palabras se me van
como palomas de un palomar desahuciado y viejo
y sólo quiero que la última paloma,
la última palabra pegadiza y terca,
que recuerde al morir sea ésta: Perdón.
Perdón.

(León Felipe, ¡Oh este viejo y roto violín!)

Read Full Post »

Older Posts »